AREÓPAGO URBANO, PARA QUÉ…?

       En un muy buen artículo de una emblemática publicación de hace un tiempo ya, nos referimos a lo que escribió Rem Koolhaas “¿Qué es el urbanismo?” en Revista de Occidente N° 185[1], entre otras cosas se afirma: “este siglo ha sido una batalla perdida contra la cantidad”, haciendo referencia a la explosión demográfica, y “…hay una desafiante persistencia y vigor de la ciudad, a pesar del fracaso colectivo de todos los agentes que actúan sobre ella o tratan de influirla creativa, logística y políticamente”. Además señala que “la urbanización extensiva, ha modificado la misma condición urbana más allá de cualquier precedente”, “la insatisfacción con la ciudad contemporánea no ha conducido al desarrollo de una alternativa creíble; por el contrario, no ha hecho sino inspirar modos más refinados de articular la insatisfacción”, “ennuestros momentos más permisivos nos hemos rendido a la estética del caos, “nuestro” caos”, “el aparente fracaso de lo urbano ofrece una oportunidad excepcional…” Por eso, “más que nunca, la ciudad es lo único que tenemos”.

Una-vision-actual-de-Sao-Paulo-
Vista aérea de San Pablo. Foto ilustrativa.

       Si bien las afirmaciones se refieren al ámbito de la arquitectura y del urbanismo, nos parece que tiene gran impacto en todas las áreas o espacios del y para el pensamiento; como así también, de la existencia, para los que vivimos, existimos y nos movemos en nuestro hábitat que es la Ciudad, lo urbano.

        No debiera ser una realidad que nos absorba, subsuma y aún nos subyugue y aferre, arrastrándonos. Debiera ser el humus de una actitud, de una existencia, de una convivencia; espontáneamente tematizada, acogida, asumida, vivenciada y experimentada con gusto, con sabor, como quien se regocija en su vivir.

      La ciudad y lo urbano con todos sus matices proyectan y expresan las infinitas dimensiones de la naturaleza y del ser humano; no solo nos contienen y cobijan, aunque a veces se perciban sus distintos pliegues como peligrosos, caóticos y complejos.

       Hemos de descubrir en el entramado arquitectónico urbano, los recodos, umbrales y rincones de la existencia humana, del alma humana, de lo más profundo y lo más superficial, de la realidad del hombre, tal cual es, de la persona, de la comunidad.

         A pesar de la amenaza fagocitante de ésta realidad, es sin embargo nuestro quehacer, nuestro vivir y late con nosotros y desde nosotros; la ciudad y lo urbano “somos” sus habitantes, sus huéspedes, sus amigos, sus ciudadanos, sus personas.

          Areópago Urbano pretende ser un espacio para que quienes desde el “sabor-sabiduría” de su experiencia urbana deseen, necesiten, tengan ganas y audacia para proponer, expresar, compartir y comprometerse con una existencia urbana cada vez más lúcida, respetuosa, dialogante y gozosa de construir y realizar lo Urbano como hábitat humano. La ciudad como nuestra casa, la casa de la humanidad.

          Urbanizar, como suele expresarse y difundirse desde los ámbitos políticos, sociales y aún policiales y judiciales como remedio de la violencia, corrupción, deterioro y miserabilidad de la ciudad no será solo asfaltar calles, poner más luces y plazas. Urbanizar será recuperar en actitud de aporte sabio, el espacio de expresión humana, donde nada de lo humano nos es indiferente, donde toda realización humana nos interesa y fascina, es factible de compartir y ofrecer como un don al otro que con-vive conmigo y yo con él.

           Areópago urbano es un blog para el hombre de hoy. Pues, también para nosotros los que hacemos Areópago Urbano, ”más que nunca, la ciudad, es lo único que tenemos”. Sumate.

Redacción Areópago Urbano

[1] Koolhass Rem, ¿Qué fue del urbanismo? En Revista de Occidente N° 185 de Octubre de 1996

3 comentarios en “AREÓPAGO URBANO, PARA QUÉ…?”

  1. Se ha traido a este espacio, a este lugar, algo que nos moviliza a pensar: la ciudad, lo urbano.
    Hoy màs que nuca lo que denominamos ciudad es una nocion cada vez màs fragmentada en su acepciòn. Basta con ver el proceso decontructivo por el cual atraviesa el espacio urbano y sus habitantes. Me refiero a lo que acontece como “mutaciones” de los espacio pùblicos: peatonales, calles principales, plazas, espacios historicos, etc…Esos espacios son espacios de constante decontruccion, no solo arquitectonicos, sino de identidades subjetivas de quienes transitan constantemente por allì. Ni que hablar de la compleja expansiòn de urbanizaciòn que acontece año a año con el emerger de nuevos barrios, asentamientos, barrios cerrados, contries, villas, etc; que, en algunos casos intentan subsanar el problema de acceso a la vivienda, en otros simplemente representan una desigual distribuciòn de la propiedad y acceso al techo propio. No puedo obviar el acceso al agua, a los servicios minimos y necesarios para el desarrollo y cuidado de la vida. En fin….estos y otros asuntos son experiencias de la ciudad que pone en situacion de crisìs a la Ciudad, en cuanto a sus fundamentos.
    Pero lo interesante de este areopago es que , primero se trata de hacer reminicencia de aquellos areopagos de la antiguedad clasica en los cuales lo esencial del mismo fue la vida urbano, los problemas de la polis, de la vida de los que hacen la ciudad; y segundo, este areopago emerge de la necesidad de deconstruir la ciudad, lo ciudadano o ¿lo urbano? desde el ejercicio del pensar. Pero del pensar, no sòlo como una actividad meramente lògica, racional, sino, del Pensar como “inteligencia sintiente”, como experiencia de vida, “desde” este lugar, desde mi condiciòn de ser-estar-ahi-siendo, existencia. Por lo cual, mi contribuciòn a este pensar es desde la filosofia. Si, pensar filosoficamente el espacio urbano y vaya que hay mucho por decir…………lo interesante es hacer el ejercicio filosofico de pensar lo urbano. ¿Desde la Filosofìa? ¿Què tiene que decir la Filosofìa? y bastante o màs que decir; la filosofia nos pone en actitud de preguntarnos sobre lo que acontence en la ciudad. Porque los habitantes de la ciudad necesita, reclama del ejercicio del pensar y del pensar filosofico. Por eso,una vez màs, el aporte de reflexiòn sobre lo urbano serà desde la filosofia practica, es decir desde la Etica. Porque no hay que olvidarse que la ciudad no es el conjunto de Individualidades, aglomeramiento de Ego….En la ciudad o mejor dicho en el espcio urbano se vive la experiencia de la ALTERIDAD……….Esto lo dejo para otro momento…………

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s